La revolución siria

Solución pacífica, resistencia civil y militar

Dos entrevistas recientes en los diarios españoles llaman la atención por la coincidencia de algunos importantes puntos de vista, tratándose de personalidades muy diferentes: una activista cristiana siria, Marcell Shehwaro, y el exjefe del Ejército Sirio Libre, Salim Idris. Ambos parecen coincidir en la necesidad de la continuidad de la lucha armada a la vez que se busca una solución pacífica.

Marcell Shehwaro, de formación dentista y diplomada en relaciones internacionales tiene 29 años y vive en Alepo, donde fue una de las iniciadoras de las protestas contra el régimen sirio en 2011. Actualmente trabaja en programas de educación escolar en Alepo.

Salim Idris, de 49 años de edad, nacido en Homs, fue profesor de electrónica y luego General en el Ejército Sirio hasta que en julio de 2012 desertó para unirse a la oposición al régimen y llegó a ser Jefe del Ejército Sirio Libre.

Salim Idris ha estado en España este mes de abril y ha sido entrevistado por El País. En la entrevista dice que “La solución es política”, pero explica las razones para continuar con la lucha armada: “el régimen nos está obligando a luchar. Nos gustaría parar la guerra y el baño de sangre ya, pero tenemos que defender a nuestra gente y a nuestro país. Necesitamos combatir para cambiar el equilibrio en el terreno y forzar al régimen a negociar en la mesa”.

Marcell Shehwaro, por su parte dice: “La resistencia pacífica tuvo su momento. Hoy los esfuerzos de desobediencia civil conviven con la militarización, y es ingenuo pensar que podríamos volver a la fase de resistencia sólo pacífica. Si lo hiciésemos, el régimen nos aplastaría a todos en un solo día, no quedaría un activista vivo. Sólo porque desde el exterior se vea más bella y más estética una revolución pacífica, no se le puede decir a tanta gente que ha sido empujada a empuñar un arma para defenderse que cedan las armas y se dejen masacrar”.

Por lo tanto, vemos que ambas personalidades, una de la sociedad civil y otro del ámbito militar, plantean la necesidad de continuar la lucha armada, por un lado para dar protección a la población civil debido a las masacres que está perpetrando el régimen y por otro lado, como instrumento de presión para finalizar el conflicto. A la vez que ambos plantean una solución pacífica, tal como dice el General Salim Idris, o desarrollan una actividad no militar, puramente del ámbito civil, como es el caso de Marcell Shehwaro.

Estas opiniones reflejan la difícil realidad que vive el país, y la necesidad de intensificar los esfuerzos para llegar a una solución del conflicto. Sobre todo no hay que dejar de lado la opinión de los civiles, primeros protagonistas de esta revolución y continuos agentes motores de esta revolución, sin cuya participación activa no existiría la posibilidad de transformación hacia una sociedad libre y más justa.

Muy importante es también la opinión de Marcell en relación al apoyo exterior que requieren, cuando dice en la entrevista: “Sería muy útil, por ejemplo, identificar y mapear quién financia qué en las zonas liberadas, dónde hace falta apoyo y de qué tipo, para que las organizaciones y personas interesadas en respaldar la construcción civil en Siria sepan dónde y cómo hacerlo”. Esto es importante, ya que son muchas las personas en el exterior que desean apoyar a la causa siria, pero no saben a dónde dirigirse, a qué ONG o de qué manera, puesto que las informaciones que llegan son muy confusas. Es pues un llamamiento a las ONGs interesadas en la ayuda humanitaria a Siria para que atiendan a esta sugerencia y contribuyan a ayudar sobre el terreno.

 

Otros enlaces de interés:

Activista siria: “No es digno pedirle a un pueblo que elija entre distintas formas de tiranía”, Leila Nashawati. El Diario.es. 10/04/2014

http://www.eldiario.es/desalambre/Alepo-basta-activismo-social-media_0_241476033.html

“Hay rebeldes sirios que tratan de convertirse en señores de la guerra”, Óscar Gutiérrez. El País, 9/04/2014.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/04/09/actualidad/1396994480_883770.html

“En dos o tres meses más, todo el mundo estará armado en Siria”. Periodismo humano. 19/07/2012

http://periodismohumano.com/en-conflicto/en-dos-o-tres-meses-mas-todo-el-mundo-estara-armado-en-siria.html

 

La rebeldía del régimen sirio contra la comunidad internacional

En los medios de comunicación se sigue leyendo con frecuencia el término rebelde para hacer referencia a los sirios que se oponen al régimen sirio, pero seguir empleando este término a estas alturas del conflicto resulta difícilmente aceptable. ¿Acaso no es lo correcto que un pueblo defienda la libertad, justicia y democracia en su país? ¿no es eso lo que hace también el pueblo sirio? Si así es, en mi opinión, a quien se debe de calificar de rebelde es al régimen dictatorial sirio porque se niega a dejar paso a la democracia en el país.

Sin embargo, en los medios de comunicación se sigue llamando a la oposición siria “rebelde”. Aunque se rebelen contra la injusticia, no creo que debamos seguir utilizando este término, que hace más referencia a una lucha contra algo que a una lucha por algo, y en Siria son ambas cosas; pero si los sirios de la oposición son llamados rebeldes también deberían llamarse así todos los gobiernos y personas del mundo que luchen contra la dictadura y defiendan la democracia, y sin embargo, no se les llama rebeldes. ¿No es, por lo tanto, el régimen sirio quien se rebela contra la comunidad internacional democrática aferrándose al poder y utilizando todos los medios a su alcance desde dejar morir de hambre a los presos, torturarles hasta la muerte o bombardear a la población civil?

¿Cómo deberían hacer referencia a los sirios de la oposición al régimen? Existen varios términos posibles: la mayoría popular, la población pro-democracia, la oposición a la dictadura, la oposición democrática, la oposición por la libertad, … o simplemente la oposición siria. Seguro que hay muchos más términos posibles. Y tampoco hay que olvidar nunca que son millones de civiles los que se oponen al régimen sirio, aunque a la opinión pública internacional le llegan noticias de luchas de grupos armados contra el régimen y parece que se olvida que a esta situación se ha llegado tras un levantamiento popular que sigue firme en su decisión de vivir en libertad y dignidad. Por lo tanto, tampoco hay que utilizar el término grupos armados para definir a la oposición siria, pues la oposición es civil y armada, siendo millones de civiles los que forman parte de la oposición a la dictadura.

De la tolerancia a la hipocresía

Siria es un país donde la gente, como en cualquier lugar del mundo, quiere vivir en paz. Por esta tierra han pasado diferentes pueblos y se han desarrollado diferentes civilizaciones a través de miles de años de historia, y en esta tierra han permanecido estos pueblos conviviendo con sus lenguas, religiones y culturas, adaptándose a los tiempos y a las circunstancias y fortaleciendo entre ellas los lazos de convivencia mediante el diálogo, los intercambios culturales y el respeto mutuo. La diversidad es una característica del pueblo sirio en su conjunto y la tolerancia ha sido la clave para la convivencia entre todos. Esta tolerancia se ha manifestado en el respeto a la diversidad cultural, social, religiosa, sin distinción de origen o raza.

Pero, durante los últimos 40 años de dictadura que ha vivido el país, esta tolerancia se ha ido transformando en hipocresía. El régimen ha ido fomentando el sectarismo y marcando distancias y diferencias entre las diferentes comunidades sirias. Donde antes había tolerancia, basada en el respeto mutuo, empezó a haber hipocresía, basada en la falsedad de las relaciones. El respeto se convirtió en el desprecio de los unos hacia los otros, en algunos casos, en desconfianza mutua en otros casos, y en otros casos, siguió siendo una norma de conducta entre los que rechazaban la intolerancia.

El régimen dictatorial ha empleado con frecuencia la definición de Siria, como “Cuna de Civilizaciones”, como suele conocerse históricamente a Siria, pero el uso de esta terminología tenía probablemente un doble sentido. En cierto modo, se podría decir que tras estas palabras se trataba de fomentar la segregación entre comunidades, en lugar de fomentar la unidad del pueblo, como haría cualquier otra nación mediante objetivos constitucionales y nacionales comunes, sin distinción de credo u origen; se ha utilizado también para enmascarar a un régimen basado en el autoritarismo, la opresión y una brutal represión contra sus opositores. La población sometida fue refugiándose cada vez más en el miedo y en el silencio.

Pero, en el año 2011, tras las revoluciones de Túnez y Egipto principalmente, surgen también en Siria movimientos de protesta reclamando cambios democráticos en el país, que fueron brutalmente reprimidos por el régimen, quien además de encarcelar y torturar a sus opositores, bombardeó y sigue bombardeando todas aquellas poblaciones que se han levantado pidiendo el fin del régimen dictatorial, lo que ha llevado a la destrucción de gran parte del país, a la muerte de decenas de miles de personas y al éxodo masivo de la población. Pero, la situación actual en el país es mucho más compleja que una revolución o que una guerra civil tras más de dos años de lucha por un cambio democrático en Siria, y esto es debido a las posturas políticas internacionales de diferentes países en el conflicto, a los suministros de armas, y a la presencia de grupos armados extranjeros en el país, dominando los intereses geoestratégicos internacionales cualquier posible resolución del conflicto y dejando de lado, tanto las reivindicaciones de libertad y democracia del pueblo sirio como la gravísima crisis humanitaria que vive el pueblo, la más grave desde la Segunda Guerra Mundial.

La tolerancia es un valor humano y un logro social, mientras que la segregación es un fracaso de los seres humanos para convivir.

El amor de un hermano

La guerra sin límites a la crueldad y al dolor en Siria, continúa. En el siguiente vídeo que dura apenas unos segundos y no necesitan entender el árabe para comprender lo que ocurre, pueden ver a unos hombres que retiran unos escombros de una casa mientras tratan de rescatar a los supervivientes. Un niño grita pidiendo que auxilien a su hermana. Por fin, sale un hombre con la niña entre sus brazos, y el niño corre a su hermana a besarla y abrazarla, entre lágrimas y consuelo: “hermana, hermana” “ven hermana, ven hermana”. La rodea con su brazo y ya no se separa de ella. En el vídeo no aparece la madre, no aparece el padre….la tragedia continúa. Sirios bombardeando y matando a otros sirios, una tragedia…

Querida Siria herida, queridos niños sirios, un abrazo desde la distancia.

http://www.alarabiya.net/ar/arab-and-world/syria/2013/12/23/%D8%B7%D9%81%D9%84%D8%A9-%D8%AD%D9%84%D8%A8%D9%8A%D8%A9-%D8%AA%D8%AE%D8%B1%D8%AC-%D8%AD%D9%8A%D8%A9-%D9%85%D9%86-%D8%AA%D8%AD%D8%AA-%D8%A7%D9%84%D8%A3%D9%86%D9%82%D8%A7%D8%B6-%D9%88%D8%B3%D8%B7-%D8%A8%D9%83%D8%A7%D8%A1-%D9%88%D8%B5%D8%B1%D8%A7%D8%AE-%D8%A3%D8%AE%D9%8A%D9%87%D8%A7.html

 

Los sirios nos quieren decir algo

Siria
El cartel en árabe dice “Esperanza” o “Historia de esperanza”

Desde que ha comenzado la revolución siria, la población civil no ha dejado de enviar mensajes al mundo, expresando de diferentes maneras lo que piensan. En la imagen, mujeres y niños han salido a la calle con frases escritas en carteles o en unas hojas, a veces dibujos. Lo hacen para comunicarse con el resto del mundo, para transmitir a todas las sociedades civiles, a personas como ellos, lo que ellos piensan. Los sirios, aunque muchas veces se sienten solos y abandonados por la comunidad internacional, no se rinden, siguen decididos a mantener vínculos de diálogo entre las sociedades civiles, a las que se dirigen con sus mensajes, en busca de solidaridad y comprensión con sus reivindicaciones, convencidos de que todos utilizamos el mismo lenguaje de paz, las mismas aspiraciones de libertad y de una vida con dignidad. Esta es la sociedad siria, así es como educan a sus hijos, así es como quieren vivir.

Los mensajes son para todos nosotros. Mensajes sencillos, mensajes de paz, en diferentes idiomas, que ellos agradecen su difusión por todos los medios para que nos lleguen, para que nos comuniquemos, para que nos acerquemos a ellos y les tendamos una mano para terminar con la pesadilla que viven.

“Han destruido el país ¿acaso eso es una victoria?”

En un programa de Al Jazeera entrevistando a George Sabra y al General Mohamed Haj Ali ( اللواء محمد حاج علي), éste responde ante la insinuación de que el régimen sirio parece resultar más victorioso que la oposición: “Han destruido (el régimen) el país ¿acaso eso es una victoria?”

In an Al Jazeera program interviewing George Sabra and General Mohamed Haj Ali ( اللواء محمد حاج علي), this one answerd to the suggestion that the Syrian regime seems to be more victorious than the opposition: “They (the regime) have destroyed the country, does that is a victory?

Dans un entretien diffusé par la chaîne de télévision Al Jazeera avec George Sabra et le Général Mohamed Haj Ali ( اللواء محمد حاج علي), celui là il a répondu à la suggestion que le régime syrien semble plus victorieux que l´opposition: Ils (le régime) ont détruit le pays, est-ce que cela est une victoire?

 

 

 

“Despertad, observad o al menos enterradnos”, es lo que pedía al mundo un niño sirio refugiado

El video que pueden ver en el siguiente enlace está subtitulado en español. Grabado en noviembre de 2012, trata de los refugiados sirios, en particular, de Ahmad, un niño sirio de 9 años, que perdió a 8 miembros de su familia al explotar un barril de explosivos del régimen. Lo que más me ha impresionado de este niño es lo que pide entre lágrimas al mundo: “Nos estamos muriendo. Despertad, observad o al menos enterradnos ¿No habéis visto que después de la explosión de un barril los cuerpos están quedando atrapados bajo los escombros sin que nadie pueda sacarlos?!Nadie está pudiendo enterrarles!”.

Sobrevivir a esta terrible experiencia no puede sino ser terrible, Ahmad tiene muchos recuerdos, y todos le hacen llorar: “Cuando me desperté me acordé de mi madre, como me duchaba por la mañana, me peinaba, e ibamos a …. a donde estaba mi hermana pequeña…”.

Niños como Ahmad, al igual que también los adultos, necesitaran en Siria y en los campamentos de refugiados ayuda psicológica para superar las terribles experiencias que han soportado.

Ahmad 9 años

Enlace al video: http://www.youtube.com/watch?v=Ah0zxU1mUgY

EMOTIVO MENSAJE de un niño sirio desde un refugio en la Fiesta de AL-Adha (ESPAÑOL)